Saltar a principal
Saltar al pie

Cómo comer para tener una mejor sonrisa

Sábado, Junio 21, 2017
Por Kristina Reed

Nada como dientes amarillos y apagados para dañar una primera impresión. O un dolor de muelas para arruinar un día prometedor.

Todos queremos sonrisas más bonitas y dientes más sanos, pero es posible que no seamos conscientes de los hábitos diarios que están afectando nuestra salud bucal.

Nuestras elecciones de alimentos y bebidas, e incluso la frecuencia con la que comemos, tienen un gran impacto en esos blancos nacarados. Según la Asociación Dental Estadounidense (ADA), los alimentos que ingiere pueden afectar sus dientes y encías mucho después de ingerirlos. Afortunadamente, gran parte de este daño se puede evitar manteniendo una buena higiene dental, evitando ciertos alimentos y comiendo otros.

 

Aspectos básicos

 

Hablemos de caries

La caries dental también se conoce como caries dental o caries dental. Es exactamente lo que parece: la superficie externa de su diente (el esmalte) se descompone o se descompone. Esto provoca dolor, problemas para comer, decoloración e incluso infección. Ocurre cuando la placa entra en contacto con el azúcar en la boca, lo que hace que el ácido ataque los dientes. Afortunadamente, la caries dental se puede prevenir por completo. Al practicar una buena higiene dental, evitar ciertos alimentos y hábitos de bocadillos, y enfatizar otros, puede despedirse de la caries dental.

 

Alimentos y bebidas para EVITAR:

  1. Caramelos duros: Estos culpables no solo están llenos de azúcar, sino que también pueden desencadenar una emergencia dental como un diente astillado.
  2. Masticar hielo: Esto puede parecer inocente - Es solo agua, ¿verdad? En realidad, masticar hielo nos hace vulnerables a las emergencias dentales y daña el esmalte. Ay.
  3. Cítricos excesivos: Los alimentos ácidos pueden erosionar el esmalte, haciendo que los dientes sean más susceptibles a las caries. Las frutas y los jugos cítricos también pueden irritar las llagas en la boca. Intente beber jugo de naranja y limonada con una pajita para evitar el contacto con los dientes.  
  4. Bebidas con cafeína: El café y el té no solo manchan los dientes, sino que el azúcar agregada también contribuye a la caries dental.
  5. Alimentos pegajosos: Cuanto más tiempo se pegue la comida a los dientes, mayores serán las posibilidades de que se produzcan caries. Asegúrese de enjuagar con agua y cepillar y usar hilo dental cuidadosamente después.
  6. Alimentos crujientes: Si bien las papas fritas son satisfactorias, también están llenas de almidón, que tiende a quedar atrapado en los dientes.
  7. Soda: La mayoría de los refrescos carbonatados son ácidos y nocivos para los dientes. Beber también provoca un baño de azúcar constante sobre los dientes.
  8. Alcohol: El uso excesivo provoca deshidratación y sequedad de boca; la reducción del flujo de saliva provoca caries y otras infecciones orales como la enfermedad de las encías. El consumo frecuente de alcohol también aumenta el riesgo de cáncer de boca.

 

Alimentos y bebidas para DISFRUTAR:

  1. Agua: Beba agua fluorada para que los dientes sean más resistentes a los ataques de ácido que causan caries. Además, beber agua constantemente ayuda a eliminar las partículas de alimentos y a prevenir la acumulación de bacterias, manteniendo su sonrisa absolutamente limpia.
  2. Lechería: La leche y otros productos lácteos como el queso y el yogur son bajos en azúcar, lo que es bueno para la salud dental. Los productos lácteos contienen proteínas y están llenos de calcio, lo que puede ayudar a fortalecer los dientes. El queso en realidad puede contrarrestar la caries al neutralizar el ácido en la boca. ¡Solo otra razón para "decir queso"!
  3. Proteínas magras: Los alimentos ricos en fósforo como la carne, las aves, el pescado, la leche y los huevos ayudan a fortalecer los dientes y contienen proteínas valiosas.
  4. Frutas y verduras: Estos alimentos básicos tienen un alto contenido de agua y fibra, que equilibran los azúcares que contienen y ayudan a limpiar los dientes. Masticar también ayuda a estimular la producción de saliva, que elimina los ácidos dañinos y las partículas de alimentos de los dientes. La mayoría de las frutas y verduras contienen vitamina C (importante para la salud de las encías y la rápida cicatrización de las heridas) y vitamina A (nutriente clave en la formación del esmalte dental).
  5. Nueces: Las proteínas y los minerales son importantes para la salud en general. Los frutos secos bajos en carbohidratos no aumentan el riesgo de caries. También se ha demostrado que los cacahuetes neutralizan el ácido en la boca. Masticar estimula la producción de saliva, lo que reduce el riesgo de caries.
  6. Chicle sin azúcar: Esta es una excelente manera de combatir la inevitable necesidad de picar y limpiar la boca.

 

Cada vez que comemos, tomamos decisiones sobre nuestra salud futura. Ser consciente de lo que comemos y cómo comemos se siente muy bien tanto en el momento como en los próximos años. Sin embargo, no deje su salud bucal en sus propias manos. Asegúrese de programar chequeos dentales al menos dos veces al año para que los profesionales dentales puedan detectar cualquier problema grave antes de que progrese. Otras alternativas gratuitas o de bajo costo incluyen centros de salud calificados a nivel federal (FQHC), ferias de salud comunitaria, unidades dentales móviles y más. El personal de Catalyst Miami puede ayudarlo a navegar por estos recursos. Invierte en formar buenos hábitos ahora; te lo agradecerás más tarde.

 

Compartir

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir por correo electrónico

Relacionado: